Nacionales

Importados

F1 Web

 
www.f1-web.com.ar

Búsqueda personalizada
Historias del automovilismo argentino


Road test de autos argentinos

Twitter Facebook El Blog de Test del Ayer

Desafío de los Valientes 1987
(Con Fiat Regatta)

 

Soto ganó con lógica

 

Revista Parabrisas Nro 107. Abril de 1987

 

Desafío de los Valientes 1987
El Fíat-Regatta de Ernesto Soto, en zona veloz y pleno derrape controlado

Aunque apremiado en la prueba de pista, Ernesto Mario Soto logró un triunfo donde la lógica jugó un papel fundamental. Superó a Gabriel Rajes y a Mario Stillo por más de ocho segundos en apenas veinte kilómetros de montaña. Perder en la suma de tiempos hubiese sido una injusticia. Los protagonistas, sus expectativas y una realidad que no todos quieren aceptar. De aquí en adelante un análisis de todo lo que ofreció el "Desafío de los Valientes" edición '87

Como en todas las ediciones de esta peculiar prueba, al finalizar la etapa del sábado (Copina - Cuesta Blanca), y ante la verdad indiscutible de los cronómetros, hubo algunas caras radiantes y bastantes de las otras.
Porque este "Desafío de los Valientes" cometió la irreverencia -sana y realista por cierto- de enfrentar a casi tres "generaciones automovilísticas". Tres porque a los Rodríguez Canedo (dos veces ganador de esta prueba), Perkins, Pascualini y Copello, entre otros, se sumaron los rallistas en actividad Soto, Torrás, Stillo y Raies. Pero en el medio quedaron los que hasta no hace mucho discutían puestos dé vanguardia corno el caso de Garro y Alcuaz. Para colmo, también terciaron los "pisteros", caso "Cocho" López, Traverso y Baldinelli.
Como se ve, un cóctel con quizá demasiados ingredientes corno para distribuirlos en veintidós unidades Fiat-Regatta 85 prácticamente standard, a excepción de retoques de suspensión.

Desafío de los Valientes 1987

Los de ayer y los de hoy

Hubo quienes se sobreestimaron. Quienes creyeron que nada -o poco- había cambiado en el automovilismo de ruta en montaña, desde hace unos años llamado rally. Otros se ubicaron en su exacta dimensión apenas llegaron al tramo elegido cuando vieron pasar a algunos "especialistas" de la actualidad.
Pero en el automovilismo, como en muchas otras actividades individuales, todos los protagonistas creen poder hacerlo mejor que los demás y eso intensifica la competencia. Perder o no ganar, duele. Muchas veces se critica a Fulano o Mengano porque "no quiere perder ni a las bolitas". Ser competitivo no es una enfermedad, por el contrario es una virtud de los que ponen todo su potencial al servicio del esquí, del tenis o para ser campeón de ping-pong.
Lo que estuvo en duda fue el criterio utilizado para elegir a los veintidós que tomaron contacto con los autos en Cuesta Blanca el día sábado. Nadie puede dudar de los antecedentes de Francisco Mayorga, de Ricardo Zunino (dos veces Campeón y dos veces ganador de un GP con Fiat), de Esteban Fernandino y hasta del mismo "Pepe" Cano que se adjudicó un "Desafío" en El Zonda de San Juan. Estos son las cuatro ausencias que más sorprendieron, así como sucedió con los nombres de José Cecchetto, Miguel Tubal y Juan Manuel Fangio (sin ninguna experiencia en montaña).

Desafío de los Valientes 1987
Aunque él esperaba pelear cada metro con Soto, su tarea fue de primer orden. Hablamos de Gabriel Raies, saltando un guardaganado

Algunos de la lista original, decidieron dar un paso al costado. Héctor Luis Gradassi (tras probar en montaña), Rodolfo de Alzaga (luego de bajar de Copina con "Cocho" López) y Jorge Recalde que viajaba a Europa para concretar su participación en el Rally de Portugal. Actitud que en el caso de Alzaga (respetado montañista de la década del '60) era atendible ya que su falta de "training" es total; no así la de Recalde pues fueron muchos los que supusieron que el hombre de Mina Clavero evitó las comparaciones con su vecino y rival Ernesto Soto.
Desde nuestro punto de vista, la teoría es antojadiza y nadie posee las pruebas de que esto fue así . Lo peor que podría haber pasado era que Recalde terminara escoltando a Soto por escasos segundos. ¿Y por eso se acababa el mundo? ¿Por eso Recalde iba a borrar todo lo demostrado en su campaña?. Este argumento fue esgrimido por muchos -sobre todo por los cordobeses- pero convengamos que carece de toda sustentación.
La forma en que fue planeado este "Desafío" organizado por Sevel Argentina, da paño para la polémica. Muchos de los que participaron, periodistas y promotores, concordaron en que hacer una prueba de 20 kilómetros en montaña y otra de 60 kilómetros en autódromo no era equitativo. Es tan poco equitativo que la impecable producción de Ernesto Soto casi se desmorona en las últimas vueltas del "Oscar Cabalén" de Alta Gracia. Lo menos que se puede pedir en el futuro es que los tramos sean de similar extensión. De esa forma Soto hubiese ganado por 24 segundos -siempre en el terreno de las hipótesis- un valor indescontable en la pista, solo posible de neutralizar a un ritmo de segundo y medio por vuelta. Es para pensarlo.

Desafío de los Valientes 1987
Traverso en pleno viraje por Los Corrales

Los protagonistas: Lágrimas y sonrisas

Ernesto Soto: ("Sabía que no sería fácil pero yo era el ganador'). Bajó de Copina a Cuesta
Blanca con la solvencia natural de los que saben muy bien lo que están haciendo. A mitad de camino, le llevaba 4 segundos a Raies. Pasó más rápido que ninguno por el puesto de observación de Parabrisas. Usando todo el camino en lo veloz pero pisando la huella en lo lento para obtener una mejor tracción. Nadie lo hizo mejor. En la suma del kilometraje de la prueba demostró que nunca se equivocó, que transitó por donde debía. En pista casi se le complica la suma de tiempos merced al empuje de Mario Stillo. Dice haber tenido controlada la situación pero el hecho de escaparle a los autazos que se propinaban en ese pelotón, casi le cuesta el triunfo en la prueba. Hubiera sido una injusticia...

Mario Stillo: ("Hice todo lo mejor que pude. Soto es el auténtico ganador"). Es de los que no
enfervorizan a los espectadores que se distribuyen por las serranías. Dobla fuerte, tiene control absoluto del auto y elige la huella que va a,pisar para salir rápido de todos lados y sin perder tiempo. Fue tercero a centésimas de segundo de Gabriel Raies. En el "Cabalén" trató de descontarle ventajas a Soto. Estuvo cerca de lograrlo. Un piloto con años de experiencia pero que está pasando por su mejor momento.

Desafío de los Valientes 1987
Animador en montaña y pista fue el cordobés Miguel Torrás. Declaró que no estaba del todo conforme con lo suyo

Miguel Torrás: ("En la montaña anduve bien pero me faltó ese angelito que tenés que llevar al lado"). Con esta frase definía su trabajo "Pichirilo" Torrás, ex-acompañante de Ángel Monguzzi en las épocas del Renault-1093 y desde hace unos años rallista de los buenos. Tremendos progresos a partir de su "profesionalización" en los que tuvo algo que ver el hoy retirado Marcelo Tornquist, ex-navegante de Carlos Garro. Justo tercer puesto para quien se movió con soltura tanto en el ripio como en el asfalto, peleando hasta último momento por la general.

Juan María Traverso: ("Soto me ayudó mucho, me tenía fe y fui quinto en la montaña"). Para quienes no conocen la facilidad de adaptación de Traverso, fue una sorpresa verlo terminar a 14s84 de Ernesto Soto, su compañero en el equipo Renault de TC-2000. Estaba para cumplir una faena de primer orden. En el autódromo tuvo roces con varios, incluyendo a "Cocho" López. Probablemente su accionar complicó en parte el de Soto cuando la lógica indicaba que debía "cuidarlo". Premio merecido para el mejor no-cordobés y no-montañista.

Gabriel Raies: ("De Giovanni me molestó pero igual ganaba Soto"). Quizás fue una de las víctimas más dolidas del "Desafío". Pensaba que estaba para ganarle a Soto y las presiones que ejerce su entorno sobre él son muchas. Hizo un trabajo digno y terminó donde debía estar. En pista, por una rajadura en una llanta, debió largar en última fila. Todas sus aspiraciones se vieron frustradas. No hay que dramatizar, cumplió con todos. Aunque él no esté satisfecho. Lo de De Giovanni no fue definitorio.

Desafío de los Valientes 1987
Osvaldo Cocho López no desentonó en ningún momento. Se quejó por una diferencia de 5 segundos en la prueba de montaña. Finalizó a 20 segundos de Soto

Alberto Baldinelli: ("Fue la carrera más importante de mi vida"). Era número puesto en la pista pero no desentonó en la montaña, pese a sus limitaciones para reconocer el camino. Salió adelante y en veinte vueltas no hubo quien pudiera con él. Merecido triunfo en el autódromo y trabajo consistente en el tramo que se largó de Copina.

Horacio Badra: ("Estoy conforme con el sexto puesto en montaña. Aquí no hay que buscar excusas"). Otro de los poco conocidos. De Villa Dolores, hace años que desanda los senderos serranos a ritmo veloz. Vivió etapas de esplendor en los años '70 y ahora retomó el hilo demostrando que no se olvidó de nada. Honroso séptimo. Como para que se lo siga teniendo en cuenta.

Ángel Di Nezio: ("Para estar con los chicos nuevos hay que venirse tres meses antes"). Supo ser rival de Rodríguez Canedo y Garro. Le llaman el "Yeti" y su especialidad siempre fue "bajar" la montaña. Lo hizo con soltura y a buen ritmo pero la falta de entrenamiento lo dejó a 26s60 del más veloz. En pista se defendió como pudo y no lo hizo mal. Hacía años que no pisaba la sierra.

Desafío de los Valientes 1987
Grupo compacto que luchó casi toda la carrera. Adelante el "Yeti" Di Nezio, seguido por Gabriel Raies, "Pancho" Alcuaz (de interesante trabajo en el tramo montañoso), Rodríguez Canedo y Horacio Badra (sexto en Copina - Cuesta Blanca)

Francisco Alcuaz: ("No anduve bien. Hay que entrenarse mucho más. Pensé que no me sacaban más de 10 segundos"). El sábado terminó a 26s49 de Soto. No tuvo excusas, simplemente se lo vio preocupado por la diferencia en su pronóstico. En el "Cabalén" se manejó dentro de un nutrido pelotón que no aspiraba al liderazgo.

Carlos Garro: ("El sábado una goma. El domingo erré un cambio y puse quinta por tercera"). Terminó en Cuesta Blanca a 50s32 pero a mitad de camino estaba sexto a menos de un segundo de Stillo, y a 8 segundos de Soto. De ahí en adelante una goma lo dejó sin posibilidades. El domingo picó adelante, erró un cambio y se tuvo que conformar con un elogiable segundo lugar. Podría haberse adelantado a Baldinelli pero no sin rozarlo y dejarlo fuera de carrera. Reinó la coherencia.

Luis Di Palma: ("No hice la ruta y así es difícil andar en montaña'). Excusa de poco peso. Di Palma -por respeto al público- no se puede dar esos lujos. Desentonó por su lentitud y falta de interés. El domingo mejoró en el autódromo pero tuvo roces con varios. No aportó nada. La salida digna era no aceptar la invitación.

Desafío de los Valientes 1987
El Regatta de Carlos Garro. Buen ritmo, lástima la goma

Gastón Perkins: ("En la montaña se desinfló una goma y en la pista no quise molestar"). Al paso por Los Corrales estaba a 10s22 de Soto. Después una goma lo relegó a 1m12s19. De no haberle pasado nada hubiese estado entre los ocho primeros. En la pista trató de evitarle molestias a los que peleaban por posiciones más ventajosas. Un ejemplo de dignidad con sus 59 años.

Omar De Giovanni: ("Lamentablemente sufrí las consecuencias de una goma"). A mitad de camino marchaba a 3 segundos de Soto. Estaba para pelear el segundo puesto junto a Raies y Stillo. Fue víctima de la pérdida de aire de los neumáticos "tube-less". El domingo ganó la clasificación del "Cabalén" y estuvo en lucha con los hombres de punta (Baldinelli y Garro).
Es poco conocido fuera del ambiente del rally pero ya puede ir anotando su nombre.

Carlos Pascualini: ("Realmente no creí que andaría tan bien. Estoy muy contento pero no corro más"). En la primera mitad le habían sacado nada más que 10 segundos. Pinchó una goma y la cambió con ayuda del público. Se lo vio muy suelto y veloz en la montaña pese a su larga inactividad. El domingo penó con un auto que no estaba para más junto a Bescham, Rodríguez Canedo y otros. Muy bueno lo suyo, don "Picho".

Desafío de los Valientes 1987
Lucha entre Bescham (bien en la etapa inicial) y Pascualini (sorprendió por su ritmo en la sierra). "Picho" no se olvidó de nada ...

Miguel Tubal: Tuvo problemas en la montaña desde el comienzo. En ninguno de sus pasos impresionó. En el autódromo tampoco. Llamo la atención que figurase originalmente como primer suplente delante de Alcuaz y Fernandino.

Jorge Bescham: Talentoso en la montaña pero con tendencia a sacrificar la integridad de elementos del automóvil en busca del ritmo deseado. El sábado rompió la suspensión trasera (elástico) y terminó séptimo a 19s19. En Los Corrales estaba a casi 5 segundos de Soto. Podría haber llegado cuarto. En pista trabó mucho el auto pero tampoco disponía de un medio para estar más adelante.

Osvaldo López: ("Me sumaron cinco segundos el sábado. El domingo paré porque Traverso me dio varios autazos"). Claro, si se le preguntaba a Traverso el culpable era López. Muy regular en su andar -pese a que aseguró que le habían sumado cinco segundos de más- ya que a mitad de camino viajaba a 10s de Soto y terminó a 20s. En el: autódromo abandonó.

Desafío de los Valientes 1987
El auto de Rodríguez Canedo pasando Los Corrales

Eduardo Rodríguez Canedo: ("El auto no andaba como el que manejé en los días previos pero me faltó entrenamiento"). Ganador de dos "Desafíos" y tercero en otro. Pero han pasado muchos años desde que el."Chino" diera cátedra transitando caminos de montaña. Terminó a casi 30 segundos de Soto. Nadie podía esperar que peleara la punta, el que así pensara desconocía la realidad.

Néstor J. García Veiga: ("No anduve todo lo bien que podía"). Le sacaron 40 segundos en los 19,8 kilómetros. Pasó con algunas indecisiones en las zonas veloces. En la pista tampoco pudo encaramarse en el pelotón de los líderes.

Juan Manuel Fangio: Le faltó adaptación a la montaña (no es su terreno) y circuló con cierta inseguridad. Solo Di Palma anduvo más despacio hasta mitad de camino. En la bajada, una goma lo retrasó aún más. En pista no largó.

José Cecchetto: Su balance no puede ser más negativo. Rompió un par de autos antes del "Desafío" recorriendo la ruta. Se le desinfló una goma el sábado y pasó del puesto 17' al 20'. El domingo volcó en la curva uno y destruyó el Regatta. Su participación sorprendió a todos.

Eduardo Copello: Fue el que menos duró. Poco más allá de la mitad de camino abandonó. Declaró falta de frenos y luego rompió el embrague. Por Los Corrales, estaba a 16 segundos de Soto. El esperaba estar mucho más cerca.

Para tener en cuenta

Nadie duda del éxito que acompañó al "Desafío de los Valientes" a través de sus ediciones. Pero los escasos 20 kilómetros de recorrido de montaña no fueron suficientes. Ni a nivel deportivo ni para el público que se acomodó entre las piedras. Hacia falta una pasada más: la vuelta.
En nada hubiese perjudicado la integridad de los autos hacer el recorrido de ida y vuelta. Largada de Cuesta Blanca, llegada a Copina y retorno. Y la prueba a veinte vueltas del domingo, dejarla para otra oportunidad.
Sobre los invitados, ya hemos opinado. La lista deberá hacerse concienzudamente y con un criterio establecido previamente. Faltaron algunos y otros demostraron no estar a la altura de los antecedentes de los "viejos" y los rallistas actuales.
Quedó para el final un tema que no tiene explicación técnica: las gomas sin cámara. Es verdad que los Regatta de serie vienen equipados con ellas, pero a ningún usuario se le ocurrirá jamás doblar a 70 km/h en un retome en derrape controlado. Una simple cámara hubiese evitado momentos desagradables a más de media docena de pilotos.
Cualquier hombre habituado a los caminos de ripio, conoce las limitaciones de ese tipo de neumáticos. No es posible creer que para mantener la imagen del auto de calle la empresa proveedora de los neumáticos (Pirelli) haya caído en esta situación embarazosa por culpa de pérdidas de presión en el 30 por ciento de los vehículos participantes.
Indiscutible el éxito promocional de Sevel. Brillante la idea de rescatar el legendario "Desafío de los Valientes" que consagró nombres que aún hoy perduran en el tiempo. Mejorable la lista de participantes y algunos ajustes organizativos. Pero tampoco hay que pensar que el ganador (Ernesto Soto) fue el más "valiente" por adjudicarse el "Desafío". No es cuestión de tomar las cosas al pie de la letra. Como dijo el hombre de Villa Dolores: "Gané una carrera como cualquier otra, solo que tuvo mucho más promoción".
Hasta el año que viene. Se prometió oficialmente.

Por Carlos F. Figueras
Fotos: "Juano" Fernández y J.M.A.

Dejá tu comentario sobre esta nota

 

 





Desafío de los Valientes 1987
Cumplidas las dos etapas, Ernesto Soto festeja en el podio del "Cabalén". Merecidísimo triunfo

Desafío de los Valientes 1987
Alberto Baldinelli con una rueda en el aire, delante de De Giovanni. Impecable ganador en pista

Desafío de los Valientes 1987
Grupo formado por Copello, Rolo Alzaga y Perkins

Desafío de los Valientes 1987
La "slick" Faneco utilizada en el autódromo y la llanta rajada de Raies

Desafío de los Valientes 1987
Mario Stillo. Terminó a centésimas de Stillo

Desafío de los Valientes 1987
Las empresas vinculadas al automovilismo no estuvieron desacertadas en la elección de las niñas

Desafío de los Valientes 1987
Soto (sonriente) recibe casco. Entrega el vicegobernador Grosso

Desafío de los Valientes 1987
Mimosos "Rolo" Alzaga y "Pájaro" Garro. Miguel Torrás observa

Desafío de los Valientes 1987
Mujer de "Cocho", Stillo y señora y el auténtico "Cocho"

Desafío de los Valientes 1987

DESAFÍO DE LOS VALIENTES
21 Y 22 de Febrero de 1987

1era etapa (Copina - Cuesta Blanca) sobre 19.8 Km

 

Pos Nro
Tiempo
1 7
Ernesto Soto

11m26s31

2

11

Gabriel Raies

11m44s76

3

3

Mario Stillo

11m45s05

4 22
Miguel Torrás
11m49s18
5

16

Juan María Traverso

11m51s15

6

5

Horacio Badra

11m53s83

7 21
Jorge Bescham
11m55s50
8

2

Osvaldo Cocho López

11m57s03

9 12
Francisco Alcuaz
12m02s80
10

15

Ángel Di Nezio

12m02s91

11

14

Eduardo Rodríguez Canedo

12m06s03

12

18

Alberto Baldinelli

12m14s65

13

1

Néstor Jesús García Veiga

12m16s85

14 23
Carlos Garro
12m26s63
15 8
Gastón Perkins
12m48s50
16 9
Luis Rubén Di Palma
12m54s79
17 17
Juan Manuel Fangio
12m54s87
18 10
Omar De Giovanni
13m31s82
19 4
Carlos Pascualini
14m12s60
20 19
José Cecchetto
15m46s10
21 20
Miguel Tubal
16m33s72
22 6
Eduardo Copello
-

2da etapa (20 giros en el Autódromo Oscar Cabalén. Circuito 2)

Pos Nro
Tiempo
1 18
Alberto Baldinelli

31m28s16

2

23

Carlos Garro

31m28s43

3

10

Omar De Giovanni

31m28s79

4 3
Mario Stillo
31m29s24
5

22

Miguel Torrás

31m29s78

6

16

Juan María Traverso

31m35s28

7 9
Luis Rubén Di Palma
31m35s40
8

7

Ernesto Soto

31m36s25

9 8
Gastón Perkins
31m37s38
10

15

Ángel Di Nezio

31m48s10

11

11

Gabriel Raies

31m50s08

12

12

Francisco Alcuaz

31m50s23

13

4

Carlos Pascualini

31m51s69

14 20
Miguel Tubal
31m57s55
15 5
Horacio Badra
31m57s60

CLASIFICACIÓN GENERAL POR SUMA DE TIEMPOS

Pos Nro
Tiempo
1 7
Ernesto Soto

43m13s18

2

3

Mario Stillo

43m14s28

3

22

Miguel Torrás

43m18s95

4 16
Juan María Traverso
43m26s42
5

11

Gabriel Raies

43m34s98

6

18

Alberto Baldinelli

43m42s80

7 5
Horacio Badra
43m51s42
8

15

Ángel Di Nezio

43m52s98

9 12
Francisco Alcuaz
43m53s00
10

23

Carlos Garro

43m55s05

Vea también

Desafío de los Valientes 1988

Desafío de los Valientes 1988
Todo para Traverso
Revista Parabrisas Nro 120. Mayo de 1988

TC 2000 General Roca 1988
Final con Fuego y humo
Revista Corsa Nro 1135 - Abril de 1988

NOTA PARA FORISTAS, WEBMASTERS, ETC.Si te ha gustado este test y vas a usarlo en un foro, sitio web o cualquier otra publicación, por favor no olvides mencionar que lo obtuviste de F1-Web además de incluir un link a este sitio.

Muchas gracias.


 


Historia de hombres y máquinas

Por Gustavo Ernesto Lopez

email guerlopez@yahoo.com