Nacionales

Importados

F1 Web

 
www.f1-web.com.ar

Búsqueda personalizada
Historias del automovilismo argentino


Road test de autos argentinos

Las victorias de Carlos Reutemann en la Formula 1
Gran Premio de Sudáfrica 1974

 

Lole quebró la racha

 

Por Franco Lini

Revista Corsa Nro 414. Abril de 1974

 

Gran Premio de Sudáfrica 1974
El pelotón llega a la primera curva y ya Reutemann avanza desde atrás para colocarse segundo. Solo Lauda lo superará momentáneamente. Después, ni el ni nadie podrían contener el ataque demoledor del santafecino

Había punteado en todas las carreras del año pero sin poder concretar el triunfo por diversos imponderables que lo relegaron. Finalmente, la taba se dio vuelta en Sudáfrica y Carlos Reutemann gano en forma contundente ratificando sus excepcionales dotes conductivas. Lo escoltaron en Kyalami Beltoise, y Hailwood y, con sus nueve puntos, Reutemann ascendió al segundo puesto en el campeonato, detrás del suizo Regazzoni

Fue la gran jornada de Carlos Reutemann (detto "Lole"), coterráneo de Carlos Monzón.
Me imagino que en Santa Fe se repetirán los alegres festejos que saludaron el titulo mundial del púgil ahora que Reutemann ha vencido finalmente en un Gran Prix. También me imagino como todos los argentinos están reviviendo el eufórico entusiasmo que supo suscitar Juan Manuel Fangio.

Lole se lo merece todo, como vencer la carrera sudafricana, porque había estado muy cerca de la victoria varias veces, y consecuentemente, había ya demostrado ser un legitimo hombre de punta. Aquí en Kyalami ha hecho una carrera espléndida, también tácticamente, y su éxito debe ser saludado con placer por todo el mundo.

Para los italianos, en cambio, fue una desilusión el retiro casi simultaneo de las dos Ferrari, que prometían cosas bellísimas, y cosas bellísimas habían hecho. En el fondo, pensándolo bien, que haya vencido Reutemann les debe haber parecido muy bien tanto a los hinchas mas rabiosos de Ferrari como a los que participan del mundo de las carreras sin partidismos apasionados.

La victoria de Lole, no rebatible y sin excusa de haberse beneficiado por el retraso de otros rivales, permitió sin embargo a un hombre de Ferrari permanecer al comando de la clasificación del Mundial de Conductores y, por lo menos hasta después del GP de España concede la esperanza de que la posición no sea solamente mantenida, sino que puede ser mejorada.

Gran Premio de Sudáfrica 1974
Primeros metros de la carrera, siempre espectaculares por el rugido de los F.1. Por los dos extremos de la pista Lauda y Reutemann van en busca de las posiciones de privilegio

Ha sido la gran jornada de Reutemann, que de esta manera obtuvo su primer suceso en forma concreta, ya que en enero en Buenos Aires había cumplido con una labor que, deportivamente, tenia el mismo valor que la del sábado en Kyalami.

Lauda había andado muy bien en las pruebas de clasificación, largo muy bien la carrera y luego, pasado ya por Lole, fue capaz de sostener el ritmo del puntero sin perder tanto terreno como los demás.

Esta bien que hubiera sido difícil que el Brabham y la Ferrari llegaran al final "in volata", pero tampoco ha sido justo que tras tan dura lucha, el bueno de Niki se quedara tan cerca de la bandera a cuadros.

Esta fue, asimismo, una carrera positiva para Firestone, que parece haberse recuperado totalmente de la desventaja que sufría con respecto a Goodyear. 

Desilusión por el lado de Lotus. Los autos nuevos son bellísimos pero por el momento les falta puesta a punto, especialmente en el caso del auto de Peterson que era el que experimentaba el embrague automático. El accidente sufrido por los dos autos en la primera vuelta no permitió ver hasta que punto podían ser efectivos en carrera, pero no se esperaba mucho de ellos después de la opacidad con que se movieron en clasificación.

Gran Premio de Sudáfrica 1974
Unos metros más y ya se empiezan a destacar los punteros. En el polvo que se levanta por el fondo se trabaría el acelerador del Lotus de Ronnie Peterson provocando su golpe contra el propio coequiper Jacky Ickx

Kyalami es un circuito difícil, a 1700m sobre el nivel del mar, caluroso. Los motores 12 cilindros sufren mas que los V8 por lógicas dificultades de "respiración". Volviendo a las condiciones normales los motores Ferrari podrán exprimirse mejor y mantener el margen de superioridad que ya han demostrado (N. de la R.: ¡Este Franco Lini tiene su corazoncito....!) ayudados por un chasis que se muestra muy bueno.

Reutemann ha obtenido entonces su primera victoria en F1 puntable, con pleno merito. Ahora el ambiente espera que alguno de los que vienen empujando a la par del Lole recoja el guante que arrojo el domingo pasado. Si nadie es "pierna", este puede ser el año del santafecino y el Brabham.

 

Las pruebas

 

La crisis del petróleo tuvo influencia directa en la realización de este GP. Su realización fue desfasada del 2 al 30 de marzo por la crisis ya mencionada.

La amenaza de lluvia fue constante, en primera instancia los ensayos fueron demorados por espacio de media hora por no hallarse el personal de servicio en sus puestos, y cuando todo estaba en orden como para que los autos salieran a girar se desató un violento huracán que anegó la pista e imposibilitó todo intento por parte de los corredores. Así las pruebas del miércoles fueron suspendidas y se tomaron las del jueves como primera sesión de ensayos con la condición de que el viernes (que en origen se iba a dedicar a pruebas extraoficiales) fuera admitido como segundo día de entrenamientos oficiales. 

El jueves el tiempo era bueno con cielo semicubierto y ráfagas de viento, la temperatura era elevada, pero menos que en años anteriores. El primero en comenzar a girar fue Hunt y el ultimo en hacerlo, Beltoise.

Los mejores tiempos llegaron en la segunda sesión de pruebas cuando la temperatura de la pista descendió. La pista en buenas condiciones permitió a Lauda obtener el mejor registro con 1m16s58/100, seguido por Pace con 1m16s63; Reutemann con 1m16s80 y Fittipaldi con 1m16s82. 

Al final de las pruebas y cuando los tiempos se dieron a conocer de forma oficial, la mayoría de los pilotos se mostró en desacuerdo, lo que motivó una revisión por parte de los cronometristas que dio como resultado el orden de partida definitivo y esta revisión pudo ser conocida por los corredores al día siguiente.

Las pruebas finales del viernes fueron llevadas a cabo con la pista en condiciones no tan buenas, debido a que mientras los autos de F1 descansaban en los boxes, autos de categorías menores estuvieron probando con miras a la carrera complementaria. Con la pista en esas condiciones sólo mejoraron su tiempo Merzario, que logró un sorprendente tercer lugar en el Starting Grid, Stuck y Regazzoni.

 

La carrera

 

Gran sorpresa en la mañana del sábado. En lugar del buen tiempo que adelantaban los pronósticos meteorológicos, el día amaneció totalmente nublado y con bastante viento. Los negros nubarrones parecían amenazar lluvia, y se esperaba que se desatara el temporal de un momento a otro.

La largada a los 27 participantes fue dada a las 14:32 hora local, con Lauda largando muy bien para defender su lugar de privilegio. Reutemann, indudablemente uno de los mejores largadores del momento, y desde la segunda fila saltó a la posición de escolta, postergando a Scheckter y Regazzoni, que también venían de atrás como los bomberos y a Merzario y Pace, que no habían sido tan precisos para aprovechar la orden de salida.

Gran Premio de Sudáfrica 1974
Lauda y Reutemann a la rueda durante la sexta vuelta. Se preparaba el ataque del Lole sobre las posiciones de la Ferrari

Exactamente en Crowthorne Corner, la curva donde tuviera lugar hace unos días el accidente de Revson, se quedó Ronnie Peterson con el acelerador totalmente trabado, posiblemente a causa de la enorme cantidad de polvo levantado por todos los que largaban delante de él. En un primer momento de descontrol de la maquina, Peterson tocó a su compañero Ickx, y este a su vez fue a dar contra el guardrail. Los dos Lotus, algo maltrechos, entraban al rato a los boxes. También el Surtees de Mass, que salió de pista por no chocar con uno de los Lotus apareció bastante dañado con la rotura del radiador y las suspensiones delanteras. Belso apenas daría media vuelta; había roto el embrague del segundo ISO Marlboro en el mismo momento de la largada.

Así, al rato de comenzar la carrera, cuatro autos quedaban fuera de concurso, porque si bien Ickx pudo volver a la pista, lo hizo muy retrasado, el Lotus estaba inmanejable y no tardó en abandonar porque no tenia sentido un sacrificio tan poco beneficioso.

Al fin de la segunda vuelta, hacía también una pequeña parada Henri Pescarolo. El motor de su viejo BRM no andaba, pero nada se pudo solucionar.

El desarrollo de la carrera mostraba en punta Ferrari de Lauda, con Reutemann sobre sus talones mientras Regazzoni se aseguraba el tercer puesto superando a Jody Scheckter a la salida de Barbecue Bend. Detrás del sudafricano que venia cumpliendo con su mejor actuación desde que está con Tyrrell, venía James Hunt, pero evidentemente muy exigido.

Luego, en un grupo algo separado del de punta, seguían casi todo el resto de los competidores, con Fittipaldi a la cabeza.

Lauda parecía poder destacarse con cierta autoridad, estableciendo alguna distancia con respecto a Reutemann durante la tercera y cuarta vuelta, pero en la quinta el santafecino a descontar la escasa decena de metros que le había sacado el puntero, y hasta en algunos lugares llegaba a ponérsele a la rueda. Tan violento enfrentamiento los llevó a escaparse netamente de los demás perseguidores. Solo Regazzoni y Scheckter, trenzados en lo suyo, podían regatearles metros. Hunt, quinto solo, ya había quedado muy atrás.

En la novena ronda, Reutemann llevó más a fondo su ofensiva y superó a Lauda de manera magistral adueñándose de la vanguardia por el resto de la jornada. Lauda se esforzaba sobremanera para demostrarse a si mismo que, aunque Reutemann lo hubiera superado, la cosa era sólo cuestión de posiciones, pero al cabo de unas vueltas, aunque lograba mantenerse cerca del Brabham, se dio cuenta de que cedía irremisiblemente terreno. Los demás, directamente, ya habían perdido.

A la décima vuelta, un control de las posiciones arrojaba la siguiente lista: Reutemann y Lauda a la cabeza, después Regazzoni, Scheckter, Hunt, Fittipaldi, Hailwood, Depailler que venía muy bien, Merzario, Hulme, Pace, Beltoise y Stuck. Los demás en carrera venían desordenadamente desgranados por el circuito.

Gran Premio de Sudáfrica 1974
Ya la carrera está definida. Luego de pasarlo al austríaco, Reutemann establece una diferencia indudable y con ritmo demoledor construiría su notable victoria

En la duodécima vuelta el Hesketh de Hunt dejaba escapar una estela blanca por el escape derecho, y pocos metros mas adelante abandonaba con el motor roto, aunque oficialmente se dijo que era una rotura de semieje.

Regazzoni, tras mucho bregar, se había escapado de Scheckter, y este en cambio había sido reabsorbido por el pelotón, que a esta altura todavía venia dándose sin tregua. Pace perdía contacto con el grupo mas nutrido. Tras él, Hill, Charlton y Brambilla también estaban enfrascados en una batalla sin cuartel. Brambilla, evidentemente el mas decidido de los tres, pasó primero a Charlton, y luego a Hill con mucho trabajo, ya que el ex campeón es muy reacio a ceder paso. Charlton, luego de ver como se las ingenió Brambilla, le tomó el tiempo al veterano y también lo dejó pagando en la misma frenada que había favorecido al italiano.

Luego de la primera veintena de giros, luego de los invariables de punta, marchaba un trencito realmente espectacular, muy competitivo, donde cada uno sacaba en algún momento una genialidad de la galera. Se ordenaba con Fittipaldi a la cabeza, e inmediatamente Hailwood, Scheckter, Depailler, Merzario, Hulme, Beltoise, Stuck y finalmente Pace, que venia perdiendo terreno.

Lenta, pero seguramente, Reutemann sacaba ventajas sobre Lauda, y aunque el austriaco ya venia en el limite de sus posibilidades, ya no estaba a la cola de Lole sino a unos veinticinco metros, y eso gracias a que el puntero pasaba a los rezagados con cuidado de no cometer errores, mientras que Lauda hacia cualquier locura al pasarlos con tal de descontar algo. Atrás, dos hombres venían haciendo el espectáculo: Beltoise, que superaba a Scheckter y Depailler pasando al sexto lugar, y Stuck, que daba cuenta Merzario y luego de Hulme. En la vuelta 47, la cosa se ponía violenta entre el cuarto, quinto y sexto. Hailwood lograba por fin superar a Fittipaldi, mientras Beltoise los alcanzaba a los dos y comenzaba a asediar al brasileño, a quien pasaría en la vuelta 56. Detrás de ellos, ni Hulme ni Scheckter podían mantener el ritmo y comenzaban a perder terreno. En la vuelta 60 las cosas estaban así: Reutemann, Lauda, una veintena de segundos atrás Regazzoni, luego Beltoise, Hailwood recién superado por el francés que estaba en un gran día. Depailler, Stuck, Fittipaldi y Merzario.

Sobre el final comenzaron los golpes de escena. Regazzoni, que tenia el tercer puesto asegurado y con los puntos para seguir primero cómodo en el campeonato, entraba a boxes sin presión de aceite, abandonando. Beltoise pasaba a tercero y Merzario superaba a Fittipaldi, tras dura resistencia por parte del fatigado ex-campeón. Finalmente, y tras pelear con uñas y dientes contra el destino, desaparecía también Lauda faltando tres vueltas. El encendido, o un corto circuito en el alternador le robaban un merecido segundo puesto, ya que estaba definitivamente a la vista que las ventajas de Reutemann eran indescontables. Así, el argentino quedaba sin un rival cerca suyo, y sólo debió limitarse a cumplir las tres vueltas restantes para lograr la revancha total tras aquella triste tarde en que perdiera todo en Buenos Aires.

Desde Kyalami por Franco Lini

Pueden dejar sus comentarios sobre esta auto en el Blog de Test del Ayer

Magistral revancha de Reutemann después de sus desventuras de principio de año. Lole estaba para ganar; era una cosa palpable. Afortunadamente el triunfo llegó en una carrera en la que no necesitó del abandono de nadie para dejar sentada su calidad de campeón

 

 

Finalmente el Brabham BT44 aguantó una carrera completa sin problemas y, como era de esperarse, ganó. Desde el GP de Sudáfrica de 1970 que la marca no ganaba un Grand Prix, y desde Nürburgring 1972 (Ickx con Ferrari), que no ganaba otra marca aparte de Lotus, Tyrrell o McLaren.

 

Orden de partida

 

Carlos Pace

Surtees - 1m16s63

Niki Lauda

Ferrari - 1m16s58

Carlos Reutemann

Brabham - 1m16s80

Arturo Merzario

ISO - 1m16s79

Clay Regazzoni

Ferrari - 1m16s85

Emerson Fittipaldi

McLaren - 1m16s82

Jody Scheckter

Tyrrell - 1m16s99

Hans Stuck

March - 1m16s98

Jacky Ickx

Lotus - 1m17s18

Denis Hulme

McLaren - 1m17s11

Mike Hailwood

McLaren - 1m17s37

Jean Pierre Beltoise

BRM - 1m17s34

John Watson

Brabham - 1m17s61

James Hunt

Hesketh - 1m17s41

Ronnie Peterson

Lotus - 1m18s00

Patrick Depailler

Tyrrell - 1m17s74

Graham Hill

Lola - 1m18s25

Jochen Mass

Surtees - 1m18s23

Dave Charlton

McLaren - 1m18s37

Vittorio Brambilla

March - 1m18s29

Ian Scheckter

Lotus - 1m18s56

Henri Pescarolo

BRM - 1m18s39

Eddie Keizan

Tyrrell - 1m19s00

Richard Robarts

Brabham - 1m18s60

Paddy Driver

Lotus - 1m19s49

Francois Migault

BRM - 1m19s14

Tom Belso

ISO - 1m19s80

 

Gran Premio de Sudáfrica

 

Circuito de Kyalami, Johannesburg, de 4.103 m

Recorrido Total 320.034 Km (78 vueltas)

30/03/1974

 

1

Carlos Reutemann

Brabham BT44 Cosworth

1h42m40s96

2

Jean Pierre Beltoise

BRM P-201

a33s94

3

Mike Hailwood

McLaren M23 Cosworth

a39s16

4

Patrick Depailler

Tyrrell 006 Cosworth

a44s19

5

Hans Stuck

March 741 Cosworth

a46s23

6

Arturo Merzario

ISO Marlboro IR Cosworth

a46s74

7

Emerson Fittipaldi

McLaren M23 Cosworth

a1m08s39

8

Jody Scheckter

Tyrrell 006 Cosworth

a1m10s54

9

Denis Hulme

McLaren M23 Cosworth

a 1 vuelta
10 Vittorio Brambilla March 741 Cosworth a 1 vuelta
11 Carlos Pace Surtees TS16 Cosworth a 1 vuelta
12 Graham Hill Lola T-370 Cosworth a 1 vuelta
13  Ian Scheckter Lotus 72D Cosworth a 2 vueltas
14 Eddie Keizan Tyrrell 005 Cosworth a 2 vueltas
15 Francois Migault BRM P-160E a 3 vueltas
16

Niki

Lauda

Ferrari 312 B4 a 4 vueltas
17 Richard Robarts Brabham BT44 Cosworth a 4 vueltas
18

Henri

Pescarolo

BRM P-160E a 6 vueltas
19 Dave Charlton McLaren M23 Cosworth a 7 vueltas

Promedio del ganador: 187.070 Km/h

RV

Niki

Lauda

Ferrari 312 B4

1m18s24

 

Perfiles de Sudáfrica 1974

 

Ganador

Carlos Reutemann

Brabham BT44 Cosworth

 

Segundo

Jean Pierre Beltoise

BRM P-201

 

Tercero

Mike Hailwood

McLaren M23 Cosworth

 

Pole Position y Record de Vuelta

Niki Lauda

Ferrari 312 B3


El video de la carrera en el Blog de Test del Ayer

 

 

 


Historia de hombres y máquinas

Por Gustavo Ernesto Lopez

email guerlopez@yahoo.com